JERÔME LEJEUNE
13 de junio de 1926 - 3 de abril de 1994

El día 3 de abril, aniversario de la muerte del Profesor Jerôme Lejeune, pidamos al Señor que gracias al testimonio que nos dejó, nos premie aumentando el número de médicos, investigadores, enfermeros y políticos que respeten la dignidad de toda persona.

Decía Monseñor Beau en la apertura del Proceso diocesano de canonización: "Jerôme Lejeune fue totalmente fiel a su compromiso de Servidor de la Vida, sin ceder a las presiones ni recular ante los obstáculos. Supo poner su inmensa inteligencia al servicio de Dios y de los hombres, en particular de los más débiles, aún a riesgo de ser rechazado por sus pares. No hizo uso de su saber más que para testimoniar la Verdad, reconciliando a los ojos del mundo contemporáneo, la FE y la RAZÓN".
Agregó que: "la canonización del Profesor Jerôme Lejeune, laico comprometido, permitiría mantener vivo su espíritu de servicio incondicional al Misterio de la Vida y serviría de ejemplo y de modelo para todos los que, con coraje, ponen su inteligencia y muy especialmente sus conocimientos científicos al servicio de la verdad y de la dignidad de la persona humana". (Paris, 28-VI-2007)

Oración para pedir gracias por intercesión del Siervo de Dios Jerôme Lejeune

Oh Dios, que has creado al hombre a tu imagen y le has destinado a compartir Tu Gloria,
te damos gracias por haberle dado a tu Iglesia el profesor Jerôme Lejeune, eminente servidor de la vida.
Él supo poner su penetrante inteligencia y su fe profunda al servicio de la defensa de la vida humana, especialmente de la vida en gestación, en el incansable empeño de cuidarla y sanarla.
Testigo apasionado de la verdad y de la caridad, supo reconciliar ante los ojos del mundo contemporáneo, la fe y la razón.
Concédenos por su intercesión, según tu voluntad, la gracia que te pedimos, con la esperanza de que pronto sea contado entre el número de tus santos.
Amén
(con aprobación eclesiástica - Monseñor André Vingt-Trois - Arzobispo de Paris).