Desde la Asociación Evangelium Vitae en Madrid, España,
proponemos la Oración por la Vida con distintas iniciativas:


1. Celebración mensual de una Vigilia de oración y expiación por los pecados cometidos contra la paz, la vida y la familia. Esta celebración se lleva a cabo todos los dias 24 de cada mes, en el Templo Eucarístico Diocesano de San Martín c.Desengaño 26. 18 p.m.componiéndose de: Rezo del Rosario, Vísperas, con adoración al Santísimo y celebración de la Eucarístia. Hemos editado un folleto del Rosario, con aprobación eclesiástica, para estos fines.

2. Rezo del santo Rosario los primeros domingos de mes, ante la clinica de abortos. 12 a.m.

3. Colaboramos en la organización de la Misa por la Vida en la Jornada de la Solemnidad de la Encarnación.

4. Celebración de la Fiesta de Nuestra Señora de la Esperanza con bendición de madres embarazadas. :18 de Diciembre.

5. Publicación de la Oración de la Madre embarazada, con licencia eclesiástica.

6. Oración de la madre que sufre por el aborto de su hijo.(Pendiente de aprobación)

7. Difusión de la Oracion por la Vida de Juan Pablo II, en un pequeño folleto titulado SEOUR, Servicio de Oración Urgente, por la paz, la vida y la familia.

8. Solicitud de la inclusión en las Letanías Lauretanas , la invocación "Madre de la Vida , ruega por nosotros". Así la plegaria por la vida se haría universal, respondiendo a la llamada que Juan Pablo II hace en la Encíclica Evangelium Vitae en su nº 100 : "Es urgente una gran oración por la vida que abarque al mundo entero".

9. Estamos pidiendo una reflexión teológica sobre los Santos Inocentes, mártires de hoy, los embriones y niños muertos violentamente por las técnicas de manipulación genética y el aborto. Sus muertes son pecados directamente cometidos contra el amor de Dios. "Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno de nosotros es querido, cada uno es amado, cada uno es necesario. " (Benedicto XVI Homilía Domingo 24 de 2005) Esta reflexión viene motivada por la consagración de la Basílica de San Bartolomé en Roma a los "Nuevos Mártires " de los siglos XX y XXI. Si a los Nuevos Santos Inocentes se les venerase públicamente, se harian visibles y podrían ser invocados como intercesores para pedir el perdón y la conversión de cuantos han intervenido en su martírio.

Que Santa María Madre de la Vida, ruegue por nosotros y si son de su agrado haga fructificar nuestras pequeñas acciones para mayor gloria de Dios y bien de las almas.

Margarita Mª Fraga Iribarne
Asociación Evangelium Vitae
Organización afiliada a Vida Humana Internacional en España